Foto: Extraída de Google.

¿Quién lo mató?

En un país en el que siempre abunda la violencia y la muerte, algunos creen que esto se debe a los grupos armados del país; otros, por su parte, suponen y atribuyen algunas muertes a figuras políticas sedientas de poder. Entonces, ¿por qué esta vez sería diferente?

Murió un cantante que expuso su rechazo a las autoridades, los abusos de poder que estas cometen y  al gobierno actual que, precisamente, ha sido rechazado de sobremanera. Esto da más peso a la hipótesis de que Colombia es ahora un pueblo que ha despertado y no cree en el gobierno del presidente Iván Duque.

Harold Angulo, más conocido como Junior Jein, nació en Buenaventura, tenía 38 años y era considerado uno de los precursores de la salsa choke. También lo llamaban “El Señor del Pacífico”, porque era denominado como fundador y pilar del movimiento urbano en Colombia.

Junior Jein también logró reconocimiento con su canción ‘¿quién los mató?’. Gracias al paro que desde el 28 de abril se encuentra el país, esta canción describe las injusticias que existen en Colombia, detalla algunos casos comunes de violencia, critica al Estado y hace énfasis en el dolor de familiares, en lo que probablemente significa morir injustamente y la muerte misma.

En una de las estrofas Junior cantaba: “Nada, la vida de los negros no importa nada. Lo primero que dicen es: «andaban en cosas raras»… Somos víctimas del sistema y el abandono del estado, pero el pueblo no se rinde carajo”. Y hoy, sus allegados y quienes lo siguen ven reflejado su caso en esta estrofa.

El domingo 13 de junio, entrando a una discoteca en el sur de Cali, donde presentaría su nuevo sencillo, Junior recibió seis impactos de bala en cabeza, tórax y una de sus piernas, esto acabó con su vida. Y, como dice la canción, ¿Quién interrumpió sus sueños?, eso no era justo, no (¿quién los mató?) …Acabaron con sus vidas y con sus sueños (¿quién los mató?)”.

Los autores del crimen fueron detenidos cargando con un fusil Colt AR-15 calibre 5.56 y una pistola Glock calibre 9 mm. Se trata de dos hombres mayores de edad, quienes ya se encuentran presos, sin embargo, aún se busca quién dio la orden y la justificación del crimen, es decir, quién lo mató.

La realidad en Colombia es que, aunque este tipo de hechos no son normales, con el tiempo los colombianos se han acostumbrado a ellos; hay muchos casos que se lamentan de manera masiva, pero luego el caso queda en el olvido y, en la peor de las situaciones, muchas veces no se resuelven, por lo cual los culpables no pagan.

Muchas  personas han estado acostumbradas a seguir pese a las injusticias cometidas contra ellas, y algunos, sin conocer la realidad de los demás, viven bien, pero desde el 28 de abril las cosas han cambiado, las víctimas alzan su voz y quienes tiene privilegios se quejan de esto. «No hay propuestas, ni protesta, nadie sale, la indiferencia social mata a líderes sociales (¿quién los mató?) Pido justicia» (¿quién los mató?).

Se espera que este caso sea resuelto y quienes están detrás de todo paguen, que los autores paguen. Lo único cierto es que Junior Jein nunca será olvidado y, al igual que su canción ‘¿quién los mató?’, quedará para la historia.