Joven inglesa sufrió parálisis tras recibir trago adulterado

La noticia se dio a conocer cuando Millie Taplin, de 18 años, salió por primera vez a un bar junto a un grupo de amigos.

Al iniciar la noche todo estaba muy bien, Millie se encontraba celebrando su cumpleaños en el bar Moo Moo, ubicado en Southend, Reino Unido, cuando un hombre desconocido se acercó a ella con intenciones de conocerla y, momentos después, le ofreció un trago haciéndole creer que era solamente vodka con limonada.

Minutos después de ingerir la bebida, la joven empezó a perder el control sobre sus manos, brazos, piernas y finalmente su cara, lo que hizo que sus amigos de inmediato actuaran y se contactaran con su hermana y su madre para llevarla a un centro médico.

Cuando Taplin llegó al hospital estaba totalmente paralizada, tenía su boca, su cuello y sus manos tensionados; su madre grabó un video de la situación para publicarlo en redes sociales y advertir a las personas de que tuvieran cuidado: “Así es como se ve estar pinchado, tenga cuidado cuando salga, mi hija tuvo suerte de tener buenos amigos que actuaron en consecuencia. Comparte esta publicación para concientizar a la gente”, fue el mensaje que acompañó la publicación.

La joven se ha pronunciado mediante sus redes sociales asegurando que su estado de salud está mucho mejor; sin embargo, les pide a las mujeres que tengan mucho cuidado cuando se acercan extraños.

Finalmente, según el reporte médico, Millie fue dada de alta 7 horas después, y se reveló que la bebida contenía sustancias especiales para dejarla paralizada e inconsciente.