Foto: T13

Atleta olímpica subasta su medalla para pagar la cirugía cardíaca de un bebé

La deportista polaca, María Andrejczyk, quien obtuvo plata en Tokio 2020 con la categoría de lanzamiento de jabalina, subastó su medalla para cubrir los gastos médicos de un pequeño niño que necesitaba con urgencia una cirugía. 

Se trata de Milos Malysa, un niño de tan solo 8 meses de edad que nació con malformaciones en su corazón. En cuanto la atleta conoció la historia de Milos decidió ser su ángel, pues después de superar un fuerte cáncer de hueso que puso en pausa su carrera, aseguró que estaría dispuesta a ayudar a quien la necesite. 

La puja la ganó la cadena de supermercados Zabka Polska con una suma de 125.000 dólares, pero, después de conocer la historia, le regresaron la medalla a María, donaron un extra de 41.000 dólares y aseguraron que: “Nos conmovió mucho el gesto extremadamente hermoso y noble de nuestra atleta olímpica, así que decidimos apoyar la recaudación de fondos para Miłoszek. Decidimos que la medalla de plata de Tokio se quedara con María». 

A pesar de que la cirugía que le salvaría la vida a Milos tiene un costo de 390.000 dólares, en la mañana del martes se informó que ya habrían recaudado alrededor del 90% del total, lo que sin duda es un paso más para que el pequeño supere la batalla. 

Por su parte, usuarios en redes sociales resaltan la labor de María, quien demostró que no solo es una grandiosa atleta, sino que también tiene un corazón inmenso. 

una grandiosa atleta, sino que también tiene un corazón inmenso.