Foto: El colombiano

Fue detenido el asesino del grafitero Diego Felipe Becerra

En Casanare, el CTI de la Fiscalía en conjunto con el Gaula capturaron al ex patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas, quien cuenta con una condena de 37 años y seis meses de prisión, luego de haber asesinado a un joven grafitero en Bogotá.

 

Para el 2016, un juez de control de garantías estipuló a Wilmer Alarcón Vargas el beneficio de libertad condicional; desde ese entonces, este se encontraba prófugo de la justicia, generando conmoción en los familiares del occiso, pues solo hasta este año, el Tribunal Superior de Bogotá ratificó a Vargas una sentencia de 37 años y 6 meses de prisión por homicidio agravado hacia un menor de edad, durante sus labores como miembro de la Policía Nacional.

El 19 de agosto de 2011,cerca al puente de la calle 116 con avenida Boyacá, en el norte de Bogotá, Diego Felipe Becerra, de 17 años, recibió múltiples impactos de bala que le ocasionaron la muerte; dichos proyectiles fueron propinados por el entonces uniformado Alarcón, quien accionó su arma de dotación en contra del joven, y posteriormente, alteró la escena del crimen para hacerla parecer un atraco a un bus, responsabilizando a Becerra del mismo, versión entregada en principio a las autoridades.

 

Sin embargo, dadas las investigaciones hechas por la Fiscalía, se pudo esclarecer la situación, desmintiendo las declaraciones iniciales de los implicados, dentro de las cuales el grafitero presuntamente habría respondido ante la agresión con un revólver. Finalmente, a causa de las evidencias recopiladas fue posible afirmar que no se trataba de un acto delictivo por parte de Becerra, sino un homicidio injustificado, pues Alarcón disparó contra la víctima, la cual estaba desarmada y en dicho momento estaba pintando un grafiti.