Foto: ES ERP Business School

Mujer de 25 años fue capturada por asesinar a su mamá, en el sur de Bogotá

La mujer de 25 años de edad fue puesta a disposición de las autoridades competentes, mientras la madre fue traslada a un hospital, donde perdió la vida.

Liliana Carolina Ortiz, una joven de 25 años de edad, agredió con un arma blanca cortopunzante a su madre María Angélica Ortiz, de 56 años de edad. Este caso de violencia intrafamiliar se registró el pasado sábado 21 de agosto en horas de la tarde, en el barrio El Porvenir de la localidad de Bosa.

Los vecinos y policías del cuadrante llegaron al lugar de los hechos en donde pudieron evidenciar la cantidad de agresiones que le cobraron la vida a la madre de Liliana. Por su parte, la joven de 25 años fue capturada indudablemente; aún se desconocen los motivos de sus actos.

Los vecinos del conjunto residencial ubicado en la carrera 93 c con calle 54 sur escucharon una discusión entre Liliana y su madre, la cual, a medida que pasó el tiempo, se convirtió en un infierno para María Ortiz, quien a gritos pedía ayuda y le suplicaba a su hija que no fuese a acabar con su vida.

Los vecinos golpearon la puerta mientras seguían escuchando los gritos de auxilio de la madre de Liliana, y al ver que no abrieron optaron por irrumpir en la casa y tumbar la puerta. Al ingresar a la vivienda los vecinos fueron testigos del horror que se vivió al interior de esta y de las brutales agresiones que recibió María Ortiz por parte de su hija.

Protagoniza una riña intrafamiliar con su señora madre, a quien por falta de tolerancia agrede con arma blanca ocasionando heridas graves. Al llegar el cuadrante realiza la captura en flagrancia por el delito de homicidio siendo dejada a disposición de la autoridad competente”, señaló el coronel Julio Cesar Salgar Olivera, comandante de seguridad ciudadana número tres.

Finalmente, la policía del CAI de Brasilia hizo presencia en el lugar y realizó la captura de la joven, quien no se resistió ni opuso ante la solicitud de los uniformados. Presuntamente, la agresora posee algún tipo de condición mental, puesto que en ocasiones anteriores ya había protagonizado eventos de ansiedad y esquizofrenia; posterior a esto, vecinos del sector aseguran que la joven es consumidora de drogas alucinógenas.