Foto: El Heraldo

Nuevas inconsistencias en el PAE

Luego de lo ocurrido con el Programa de Alimentación Escolar en la Guajira, el pasado 23 de agosto, la Contraloría decidió dar inicio al seguimiento del proyecto en distintas zonas del país, dentro del cual fueron reveladas varias irregularidades con respecto al trato de los alimentos e igualmente a la preparación de los mismos.

Desabastecimiento en las despensas, frutas en estado de descomposición y electrodomésticos defectuosos, en los espacios donde se preparan las raciones de cientos de estudiantes, son algunas de las fallas encontradas por la Contraloría General de la Nación durante el recorrido que ha venido realizando en varios departamentos del territorio nacional, con el fin de verificar las condiciones del PAE.

Por su parte, los funcionarios del organismo en Santa Marta evidenciaron demoras, superiores a 20 días, en las entregas; escasez de distintos productos e incluso, en una de las instituciones educativas, fueron hallados insectos y hasta roedores en los comestibles, principalmente, cerca de la cafetería y el comedor. Al respecto, el ente de control realizó un llamado a las autoridades pertinentes, para que este tipo de situaciones sean revisadas.

Así mismo, en el municipio de Tibaná, en Boyacá, se han presentado denuncias, pues en dicho sector hay inconsistencias del mismo tipo, según afirmó uno de los habitantes “Se ve que las leches están dañadas. Es una falta de respeto. Hay personas que se lucran de manera indolente. Es terrible que hagan esto con la niñez. Boyacá es una despensa agrícola del país. Ojalá haya autoridades que le hagan seguimiento a este tipo de contratos”.

Cabe resaltar que el PAE cuenta con 153 investigaciones en su contra a causa de las anomalías en sus procesos y sobrecostos en diversos contratos sin justificación alguna, generando un hueco fiscal por encima de los $47 mil millones de pesos, hechos que afectan de manera directa a la niñez del país, pues como consecuencia de ello, reciben porciones de comida reducidas o en mal estado.