Foto: Sportlepsia

Chipre trabaja para limpiar sus costas de petróleo

Los expertos temen que sea más difícil de controlar este derrame por las condiciones del mar.

Las autoridades y medios locales habrían notificado el hecho la semana pasada. El incidente se dio en Baniyas y hasta el momento van alrededor de 18.000 toneladas de petróleo derramadas y se calcula que el líquido podría llegar a alcanzar los 1,000 kilómetros.

Por lo que las autoridades han afirmado que están preparadas para hacer frente a la situación en caso de que el vertido se acerque a las zonas que pueden controlar por la República de Chipre del sur, ya que por razones políticas no pueden intervenir en el norte del país, además de que se encuentra bajo control militar turco.

Asimismo, las autoridades han estado de acuerdo en que este derrame se trata de una fina capa y no de una gran cantidad “fácil de controlar”; en este caso sería más difícil, por lo que Turquía ha enviado ya a expertos, así como tres barcos turcos para controlar esta situación. De momento, los expertos han informado que el líquido se dirige hacia el puerto de Alejandreta, por lo que se están concentrando en esta zona.

Cabe destacar que algo que preocupa es que este derramamiento sería el segundo más grande del año, pues el primero fue en febrero en la costa de Israel, el cual dejó cientos de especies afectadas y varios kilómetros de playa contaminados.