Foto: Univisión

Estados Unidos continúa el exterminio de los avispones asesinos

El país norteamericano ubicó este fin de semana el tercer nido de avispones asesinos en el estado de Washington, tras haber anulado el segundo nido a finales de agosto en la misma región.

Por tercera vez en el 2021 la profusión de Vespa Mandarinia o avispones asesinos intimida a los ciudadanos estadounidenses. La especie asaltante, que procede del oriente de Asia y Japón, ha vuelto a incubar sus huevos en el territorio americano. No obstante, no es el primer año en el cual la oleada de insectos se multiplica; dado que fue en el 2019 cuando se detectó el nido originario.

Según los entomólogos, los avispones asesinos —considerados hasta el día de hoy como las avispas más grandes del reino animal, por medir 5 centímetros— se procrean y fecundan en julio, pero mueren con las bajas temperaturas de los meses siguientes. Sin embargo, los especialistas en apicultura han desarrollado brigadas de erradicación para evitar la instauración permanente de los avispones asiáticos en Estados Unidos.

Uno de los motivos cruciales por los que se busca suprimir la plaga es porque los avispones asolan las colmenas de abejas en lapsos de muy pocas horas. Aspecto que preocupa a la población mundial, en vista de que las abejas son uno de los principales insectos encargados de la polinización. Es decir, son las criaturas que bambolean entre las plantas para traspasar el polen a las partes femeninas de la flor y que, de esa manera, pueda efectuarse la reproducción vegetal.

Además de ser nocivos para otros animales, los avispones asesinos gargajean un veneno que se inyecta al ser humano gracias a la picadura, cuyos síntomas a veces pueden ser mortales. En Asia, por ejemplo, el pinchazo de avispón causa decenas de muertes al año. Por otro lado, cabe decir que las abejas melíferas asiáticas ingeniaron un mecanismo de defensa: a partir de las heces de otras especies cubren sus nidos, para que la fetidez ahuyente los ataques. Para los biólogos, esta estrategia ha resultado inusual, ya que las abejas se caracterizan por su limpieza.

Por ahora, el Departamento de Agricultura del estado de Washington seguirá las labores de búsqueda con el fin de localizar nuevos panales de avispones asesinos que pongan en riesgo la vida ambiental y humana.