Foto: RTVE.es

Científicos revelan prácticas de apareamiento de los dinosaurios

Paleontólogos de la Universidad de Bristol y la Universidad de Massachusetts informaron en el boletín periódico de la revista Current Biology que las relaciones sexuales entre dinosaurios —hasta este año desconocidas— pudieron haberse dado a través de caricias cloacales.

La sexualidad de los dinosaurios es una práctica que ha obsesionado a los paleontólogos a lo largo de la historia; sin embargo, los comportamientos eróticos entre los animales han permanecido secretos. Una de las causas por las cuales no se ha identificado el modo de actividad carnal entre dinosaurios es porque hasta ahora no se ha hallado ningún fósil que esté emparejado con otro fósil; es decir, no se han encontrado restos simultáneos que petrifiquen y den muestras del acto sexual. Además, ha sido todavía más difícil especificar si un dinosaurio es masculino o femenino, dado que no existen las características suficientes para diferenciarlos.

Aunque estudios determinaron que las hembras del Tiranosaurio rex eran más altas y fornidas que los machos, las desemejanzas físicas en las demás especies de dinosaurios no alcanzan a desvelar el género del animal; por lo que la anatomía solo consigue descubrir datos escasos que no pueden diagnosticar cuál es el sexo del reptil milenario. Otro ejemplo único donde se puede distinguir el sexo de la criatura es en el Confuciusornis, una clase de dinosaurio cuyo plumaje varía de acuerdo al género, puesto que las hembras no lo tienen. Asimismo, los expertos reconocieron que las féminas de esta especie tienen un hueso medular capaz de producir cáscaras de huevo en el ciclo reproductivo.

En 1990 se desterraron dos nuevas categorías de dinosaurios emplumados en China; fue mediante este hallazgo que los científicos pudieron declarar que las aves son la única familia sobreviviente de los dinosaurios. A saber, las aves, aunque no son reptiles, sí son dinosaurios. Por ese motivo, las conductas de las aves pueden posibilitar el esquema de procederes de los dinosaurios. De este modo ocurre en la sexualidad, debido a que algunos pájaros machos, al igual que los dinosaurios, arañan el piso para significar que son confiables y ventajosos constructores de nidos. Así también, expuesto el patrón, era como presuntamente los dinosaurios coqueteaban para después dar paso al apareamiento. Esto quiere decir que los seres extintos se seducían con rasguños que, a la final, hacían parte de un baile ritual de galanteo.

De la misma manera, los investigadores refirieron que la mayoría de aves tienen sexo gracias al roce y a la presión mutua de sus cloacas (orificios por donde confluyen los conductos urinarios). Este año se encontró una cloaca de un dinosaurio perteneciente a la clase Psittacosaurus; por esa razón, y sin certeza, en la actualidad se cree que el acto sexual de los dinosaurios era parecido al de las aves. No obstante, y pese a los acercamientos científicos, aún no se descarta que algunos dinosaurios se hayan reproducido a través de la penetración.