Foto: BorderPeriodismo

El Congreso deberá ampliar las leyes que vedan el matrimonio infantil

La Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello, aseguró que la Corte Constitucional tendrá que inducir al Congreso de la República para que resuelva la insuficiencia de legislaciones que actualmente defienden a los niños y adolescentes del matrimonio infantil.

Tras valorar el artículo 140 del Código Civil y el artículo 53 de la ley 1306 de 2009, los cuales aceptan que personas entre los 14 y 17 años consientan nupcias legales, la funcionaria demandó que los estatutos que reconocen el matrimonio infantil deben corregirse, de tal manera que los derechos fundamentales de los niños y adolescentes no se vean embestidos. Si bien la ley 1306 determina que los menores de edad deben contar con la autorización de sus padres para casarse, la procuradora indicó que la cláusula no alcanza a testificar el completo asentimiento de la unión. Por ese motivo, la anuencia del matrimonio por parte de los progenitores es deficiente. Al punto, y con urgencia, el Congreso de la República deberá concertar nuevas leyes que deslegitimen el matrimonio infantil, dado que lo que se busca es que los protagonistas sean las exenciones de los menores implicados.

Por otro lado, organizaciones como el Ministerio de Salud también se han sumado a la súplica. Esto porque los índices de embarazo adolescente aún se mantienen elevados y, en la mayoría de los casos, desestabilizan la calidad de vida de los jóvenes. Además, los organismos estatales han señalado que el matrimonio infantil origina otras problemáticas como la violencia de género, la explotación sexual y la trata de blancas; pues cuando una menor de edad accede al matrimonio, se desconoce si la conformidad se dio gracias a una manipulación forzosa. Asimismo, cuando no hay un atropello mental o físico dentro del casamiento, se considera que el juicio de los menores todavía es prematuro y está desinformado, por lo que la boda podría ser el efecto de una confusión que más adelante vulneraría sus derechos y decisiones.

Finalmente, hay que mencionar que las normas próximas a ser formalizadas por el Congreso de la República para la protección de los niños y adolescentes deberán enmarcarse dentro del debate que incluye al matrimonio infantil en las prácticas culturales de comunidades étnicas. En otros términos: las políticas públicas que se emitan están en la obligatoriedad de acaparar, analizar y preservar los derechos básicos de todos los ciudadanos.