La organización estadounidense Mayo Clinic define el Alzheimer como un trastorno neurológico progresivo que hace que el cerebro se encoja (atrofia) y que las neuronas cerebrales mueran, generando un deterioro continuo en el pensamiento, el comportamiento y las habilidades sociales que afectan la capacidad de una persona para vivir de forma independiente.

Sin embargo, según diversos estudios, la capacidad de recordación musical se mantiene vigente aun cuando la persona pierde la mayor parte de sus capacidades, como la de alimentarse por sí misma (desnutrición y deshidratación) o el reconocimiento de un familiar, en los casos más avanzados de la enfermedad.

Así, estudios indican que esto se debe a que la memoria musical está ligada a la memoria procedimental, como lo explica Arreguín Gonzánez,‟la memoria procedimental es una memoria de largo plazo donde no se hace esfuerzo consciente y el aprendizaje se adquiere de forma gradual a través de la ejecución de tareas y retroalimentación respectiva, se expresa a través de conductas inconscientes”.

Un artículo de Mayo Clinic titulado “¿Puede la música ayudar a alguien con la enfermedad de Alzheimer?”  aconseja a personas con familiares que padecen esta condición. El artículo menciona:

Piensa en las preferencias de tu ser querido. ¿Qué tipo de música le gusta a tu ser querido? ¿Qué música evoca recuerdos de momentos felices en su vida? Involucra a familiares y amigos pidiéndoles que sugieran canciones o hagan listas de reproducción.

Establece el estado de ánimo. Para calmar a tu ser querido durante las comidas o una rutina de higiene matutina, pon música o canta una canción que sea tranquilizadora. Cuando quieras mejorar el estado de ánimo de tu ser querido, utiliza música más alegre o de ritmo más rápido.

Evita la sobreestimulación. Cuando pongas música, elimina otros ruidos en el lugar. Apaga el televisor. Cierra la puerta. Ajusta el volumen en función de la capacidad auditiva de tu ser querido. Opta por una música que no sea interrumpida por anuncios, lo que puede causar confusión.

Fomenta el movimiento. Ayúdale a tu ser querido a aplaudir o a dar golpecitos con los pies al ritmo de la música. Si es posible, considera bailar con tu ser querido.

Canta también. Acompañar la música junto con tu ser querido puede aumentar el estado de ánimo y mejorar su relación. Algunos estudios preliminares también sugieren que la memoria musical funciona diferente a otros tipos de memoria, y el canto puede ayudar a estimular recuerdos únicos.

Presta atención a la respuesta de tu ser querido. Si tu ser querido parece disfrutar de determinadas canciones, ponlas con frecuencia. Si tu ser querido reacciona negativamente a una canción o tipo de música en particular, elige otra cosa.

Un artículo publicado por la BBC señala que los investigadores, utilizan la música para ayudar a desbloquear y estimular la actividad cerebral, asegurando que, durante un estudio de 2015, se identificó (en pacientes sanos) segmentos del cerebro, en un área de la corteza prefrontal, que discriminan entre la música familiar y las nuevas melodías.