Foto: news-medical página web

Regen-cov, una nueva alternativa para tratar la Covid-19

 Las empresas Regeneron (EE.UU.) y la multinacional Roche (Suiza) crean un costoso biológico probado y aprobado por la OMS para tratar la covid-19.

 

El pasado viernes la OMS (Organización Mundial de la Salud), incluyó el nuevo Regen-cov como tratamiento en su guía de intervenciones; sin embargo, el costo del medicamento puede impedir su comercialización  en algunos países, pues se estima que el REGEN-COV podría costar unos 1.700 euros por paciente.

 

Como señala un artículo de prensa publicado por BMJ, el Grupo de Desarrollo de Guías de la OMS lo incluyó en su guía de intervenciones para el coronavirus. BMJ lo recomienda, específicamente, para dos grupos de pacientes: el primero lo integran personas que tienen mayor riesgo de hospitalización por COVID-19, y el segundo grupo lo conforman pacientes con enfermedad grave que no han desarrollado anticuerpos.

La primera recomendación, como se lee en el artículo de BMJ, se sustenta en la evidencia obtenida de tres ensayos (aún no revisados por otros médicos), pero que revelan que este tratamiento probablemente reduce el riesgo de hospitalización y la duración de los síntomas “en las personas con mayor riesgo de enfermedad grave, como los pacientes no vacunados, ancianos o pacientes inmunosuprimidos (como personas con VIH)”.

La segunda está basada en datos de RECOVERY, el ensayo clínico internacional más grande del mundo para identificar tratamientos útiles para el COVID-19, los cuales muestran que “ese tratamiento, probablemente reduce las muertes, la necesidad de ventilación mecánica en pacientes seronegativos”.

De hecho, en las conclusiones de una revisión sistemática publicada en BMJ un grupo de investigadores explica que este medicamento puede reducir el riesgo de mortalidad en pacientes con COVID-19 grave que no han desarrollado anticuerpos; mientras que, en pacientes con enfermedad no grave, señalan, probablemente reduce el riesgo de hospitalización.

“Para todos los demás pacientes con COVID-19, es poco probable que los beneficios de este tratamiento sean significativos”, apuntan.

En pocas palabras, el REGEN-COV es una combinación de dos anticuerpos monoclonales (proteínas artificiales que actúan como anticuerpos humanos en el sistema inmunitario) que reciben el nombre de casirivimab e imdevimab, cuya función es neutralizar la capacidad del virus para infectar a las células. Se administran mezclados, por vía intravenosa, en una sola dosis.

Ya a mediados de junio los líderes de RECOVERY habían dado las primeras pistas sobre la eficacia de ese medicamento. La evidencia, entonces, sugería que permitía un beneficio clínico “en pacientes que no habían montado una respuesta de anticuerpos natural propia”. Incluso, hace cerca de un mes, Reino Unido dio el aval a ese tratamiento comercializado allí bajo el nombre de imdevimab. Así mismo, en algunos países como Japón, Estados Unidos e India también tienen autorización de uso en caso de emergencia.

Sin embargo, Su precio es tan alto que posiblemente imposibilite la compra del producto, pues su costo en pesos colombianos podría rodear un poco más de $5 millones.