Tras haber cantado en orquestas colombianas como los Hermanos Lebrón y Delirio, el salsero Orlando Hurtado se lanza como solista con su single «La reina que me gusta».

Patrocinado por el sello Cuaryen, el intérprete vuelve al panorama musical con esta canción que ensambla los ritmos tradicionales de la salsa con el son cubano. Dentro de los instrumentos se destacan, por el lado de la percusión, las congas y, por el lado de los vientos, las trompetas y el trombón. Además, y según el arquetipo de las cadencias bailables, la melodía puede conceptualizarse con el término africano «timba», el cual se traduce en «tambor» o en «desvelar el corazón mientras se hace música». Así, por ejemplo, cuando los cantantes de salsa gritan «timba», los músicos de la orquesta deben dilatar la tensión rítmica y melódica, para que, de ese modo, el público se «entone».

Con coros pegadizos y estribillos que suscitan un romance, la canción de Orlando Hurtado, quien también fue participante de La Voz Colombia (primera temporada, 2014), recalca la coquetería: se erotiza la peculiaridad, esto es, las rarezas que fecundan un envolvimiento todavía abierto, porque el anhelo no tabica la boca. Adicionalmente, bajo la producción de Oilo producciones y Marino Luis, la melodía estuvo compuesta por Hugo Tovar, con los arreglos de Óscar Iván Lozano.

Para escuchar «La reina que me gusta» de Orlando Hurtado —cantante, licenciado en música, profesor de colegio y universidad—, puede reproducir el siguiente video: