Foto: BBC

La CPI enjuiciará a Jair Bolsonaro por la deforestación del Amazonas

En Austria, abogados ambientales de la ONG AllRise denunciaron al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por sus contribuciones a la deforestación de la Amazonía.

Con un informe de 286 páginas, la acusación al mandatario se hizo este martes ante la Corte Penal Internacional (CPI), en el tribunal de La Haya. Según los demandantes, Jair Bolsonaro deberá ser procesado a causa de haber fortalecido durante su gobierno el cambio climático y la pérdida de bosques. Asimismo, los ambientalistas aseguraron que quebrantar a la naturaleza es un delito que debe incluirse dentro de los crímenes de lesa humanidad, puesto que extenuar los terrenos forestales es igual a ultimar la vida humana. De esta manera, también lo estableció la fiscalía de la Corte Penal Internacional en el 2016, cuando estimó que los «ecocidios» son, a su vez, un genocidio.

Además, la delación indica que la administración derechista del máximo líder del Partido Social Liberal ha infringido los artículos 7 y 25 del Estatuto de Roma, porque vulnera los derechos de quienes se dedican a resguardar el bosque tropical del Amazonas: por ese motivo, y en comparación a otros períodos, desde el 2019 la cifra de asesinatos a ecologistas se ha acrecentado en el país. A saber, pueblos ancestrales como los Piripkura, los Kawahiva y los Korubos presiden el repertorio de muertos.

A pesar de que las comunidades indígenas han hecho tres denuncias contra Bolsonaro ante la CPI, el tribunal todavía no ha iniciado un proceso jurídico que le dictamine una sanción. Debido a lo cual, en esta oportunidad, la ONG AllRise exhorta la inmediata jurisprudencia para el presidente brasileño; pues si la deforestación continúa, las emisiones de CO2 seguirán desequilibrando las temperaturas del mundo y más de 4.000 kilómetros cuadrados de selva amazónica se perderán al año.