Foto: El Espectador

El jefe de inteligencia del Ejército es acusado de abuso sexual

Jeymi Liseth Muñoz, teniente retirada de las fuerzas militares de Colombia, reiteró este miércoles la demanda que hizo hace 4 años contra el actual jefe de inteligencia del Ejército, Mario González Lamprea, por abuso sexual.

La exteniente confirmó la denuncia en el programa «El reporte Coronell», dirigido por el periodista Daniel Coronell, para la W Radio. Allí, la afectada dijo que en noviembre del 2017, cuando González Lamprea era coronel, fue invitada a la oficina del militar para conversar por qué ella no estaba teniendo un cargo estable; pues, continuamente, le eran asignadas otras ocupaciones. Según Muñoz, su inconsistencia laboral se debía a ser mujer, por lo que estaba sufriendo discriminación de género. Así, tras entrar a la oficina, en lugar de hablar sobre su trabajo, González Lamprea le preguntó por sus tatuajes, le insinuó que se los mostrara y la puso de pie. Acto seguido, le bajó la cremallera del vestido y comenzó a besarla en el cuello, para, después, manosearla con brusquedad hasta llegar a su «zona íntima».

Por añadidura, y de acuerdo al relato de Muñoz, funcionarios de las fuerzas armadas hablaron con el novio de la teniente para que la persuadiera de no contar públicamente lo sucedido, dado que, de hacerlo, crearía un escándalo institucional que impediría el ascenso de Mario González Lamprea a general y, enseguida, a jefe de inteligencia del Ejército. Asimismo, Muñoz recriminó a la Fiscalía por ser cómplice en el caso: conforme a su testimonio, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) archivó la acusación cuando el Congreso de la República iba a analizar el escalamiento de González Lamprea. Además, Muñoz señaló que la inculpación se desencarpetó solo hasta diciembre del 2020.

En consecuencia, la investigación del caso no ha avanzado desde finales del 2017. A saber, lo único que se pudo determinar, gracias a los videos capturados por cámaras al exterior del ascensor, fue que la teniente pasó 41 minutos dentro de la oficina del coronel.

Por otro lado, tiempo antes, Eduardo Zapateiro, jefe del Ejército Nacional, reconoció que desde el 2016 la institución ha imputado a 118 militares por estar implicados en hechos de abuso sexual; sin embargo, de estos 118, solo 45 fueron expulsados del Ejército.