Foto: RTVE.es.

Regresaron a la Tierra los primeros cineastas en grabar una película en el espacio

En la mañana del domingo 17 de octubre, después de haber pasado 12 días en la Estación Espacial Internacional (ISS), los rusos Klim Shipenko (director de cine), Yulia Peresild (actriz) y Oleg Novitski (cosmonauta) volvieron a la Tierra en la astronave Soyuz MS-18.

El equipo de filmación abordó la cápsula galáctica el pasado 5 de octubre con el objeto de rodar la primera cinta ficcional hecha en el espacio; pues pese a que desde 1969 —cuando Neil Armstrong pisó la Luna— las misiones espaciales han capturado imágenes del universo, nunca antes se había realizado una película fuera de la Tierra. Por su parte, la agencia espacial rusa Roscosmos fue la encargada de patrocinar el viaje cinematográfico con el Soyuz MS-18: cohete que tardó 3 horas y 31 minutos en llegar a la ISS, tras despegar del cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Según fuentes de Roscosmos, el regreso de los cineastas a la Tierra no estuvo desprovisto de percances. A saber, el aterrizaje de la nave tuvo que hacerse en las llanuras de Kazajistán y no en el centro de operaciones de Baikonur, porque mientras los controladores estaban haciendo una revisión del Soyuz MS-18, los motores se accionaron a fin de cambiar la posición de la ISS. Por ese motivo, los cosmonautas rusos tuvieron que adaptar manualmente la nave hacia los alrededores de Kazaja, localidad de Zhezkazgan.

Para fortuna del proyecto, el director Shipenko —junto a Peresild, Novitski y otros cosmonautas— logró grabar 40 minutos de la película cuyo título será «Výzov» o «Desafío», en español. La historia contará la proeza de una cirujana para ir a la Estación Espacial Internacional y salvar a un astronauta. Además, el descenso y su vuelta a la Tierra también fueron filmados y se presume que aparecerán en la película.

Asimismo, y de acuerdo a la valoración de los doctores, los cineastas deberán tener una fase de recuperación de 10 días, período dentro del cual es posible que tengan dificultades motoras leves y una alteración en la presión sanguínea.

Por otro lado, el rodaje de la cinta pudo haber avivado las tensiones entre la Unión Soviética y Estados Unidos, dado que los rusos anunciaron el proyecto de Výzov después de que los norteamericanos informaran sobre un próximo rodaje protagonizado por Tom Cruise: película que supuestamente se realizaría en el espacio y estaría auspiciada por la NASA y SpaceX de Elon Musk.