El 20 de octubre de 1976, con 15 años de edad, Diego Armando Maradona se extendió al mundo con la camiseta del Argentinos Juniors, equipo con el cual jugó su partido inaugural en la primera división del fútbol.

«Pelusa» (su apodo para ese momento) inició el partido en la banca. El día antes, en un entrenamiento, su director técnico, Juan Carlos Montes, le dijo: «Vaya pibe, juegue como usted sabe, y si puede, tire un caño»; caño que en realidad sería su túnel a la eternidad. El partido fue contra Talleres de Córdoba en La Paternal, el barrio sede del Argentinos Juniors. Allí, y después de un desventajoso comienzo de campeonato, Talleres de Córdoba estaba recuperando su puesto en la tabla; pues en el minuto 27 del primer tiempo ya le iba ganando al equipo local con el marcador de 1-0, gracias al gol de Luis Ludueña, conocido como «El Hacha».

Tras la derrota previa, a inicios del segundo tiempo, Montes cambió a Rubén Giacobetti por «Pelusa», quien tenía en la camiseta el número 16. Según una entrevista hecha a Maradona —en conmemoración a ese día—, el jugador aseguró que tenía el corazón en la boca y después en los pies. Pese a haber perdido, el 20 de octubre se convirtió en una fecha histórica. Luego del Argentinos Juniors, Maradona llegó a los clubes del Boca, Barcelona, Napoli, Sevilla y Newell’s.

A lo largo de su carrera futbolística, Maradona hizo 349 goles en 648 partidos jugados. Murió el 25 de noviembre del 2020, pero antes ya era un sol con piernas.

Por último, cabe decir que, en su honor, desarrolladores presentarán la criptomoneda «Maradólar» el próximo 30 de octubre: día en el que el jugador argentino cumpliría 61 años.