18 años después de la muerte de Juan Harvey Caicedo, la compañía de publicidad Radar Agencia, en unión con las emisoras de la cuenca del Orinoco, comenzó a divulgar desde este jueves, 21 de octubre, un homenaje a las composiciones del caucano.

Nacido en Santander de Quilichao, Juan Harvey Caicedo fue periodista, locutor y representante de la lectura poética en voz alta: a saber, sus declamaciones lo convirtieron en una de las figuras más descollantes del folclor llanero. Esto porque sus canciones son la imagen de la cultura popular y la vida oral de los Llanos Orientales.

Así, por ejemplo, en su canción «El caporal y el espanto» el cantautor recopila el misticismo de La Orinoquía aludiendo a arquetipos como La Virgen del Carmen, las ánimas, los conciertos embrujados o los murmullos espectrales. Además, la caracterización del entorno sugiere ese hielo nocturno en el que los oídos de los caballos y los toros quisieran ser atajos al silencio, a causa del miedo.

Para los habitantes del sector, Juan Harvey Caicedo era la voz que todos querían escuchar; el «juglar moderno» los fascinó durante 45 años. Asimismo, dentro de su discografía, de aproximadamente 30 canciones, se encuentran títulos como «Tributo al Llano» y «Ser llanero cuesta caro».

Por último, quienes quieran complacerse con este homenaje y con dos de los álbumes de Caicedo pueden hacerlo ingresando a la página www.juanharveycaicedo.com.