Foto: Dallas Morning News

Avalancha humana en el Astroworld dejó 8

El pasado viernes en Houston, Texas, alrededor de ocho personas fallecieron a causa de los empujones que un sinnúmero de asistentes propició en el festival estadounidense Astroworld, concierto que desde el 2018 ha estado presidido por el rapero Travis Scott.

Al día de hoy, las autoridades —dentro de las cuales se incluyen a las divisiones de homicidios y narcóticos— continúan indagando el origen que motivó la riada de individuos y los planes de emergencia que pudieron evitar el peligro; pues hacia las 10 de la noche del 5 de noviembre, mientras Scott estaba en el escenario, miles de cuerpos se fueron amontonando los unos sobre los otros con el presunto fin de llegar a la tarima. Además de los ocho fallecidos, más de cien personas resultaron lastimadas.

Las fuentes locales señalaron que a pesar de haber realizado el evento al aire libre en el NRG Park, el flujo de los 50.000 concurrentes redujo el espacio de ventilación; por consiguiente, en el momento en el que a algunos les empezó a faltar el aire, se desmayaron. Asimismo, comunicaron que la mayoría de las víctimas fueron jóvenes, dado que las edades de los perjudicados están entre los 14 y 27 años.

Aunque los médicos forenses aún no han determinado las razones de los decesos, a saber, si murieron por insuficiencias respiratorias o por pisotones, lo cierto es que, al quedarse atascados en medio de la aglomeración, no pudieron escapar hacia los extremos del parque. De acuerdo a los testigos, la avalancha humana duró en promedio dos horas, por lo que, cuando las ambulancias llegaron, el encierro y las convulsiones ya habían afectado la salud de por lo menos veinte personas.

«Parecía que nos estábamos ahogando en una piscina de sola gente», afirmó Sarai Sierra, una de las espectadoras, luego de que el concierto fuese detenido a las 11:10 pm y, seguidamente, cancelado la segunda fecha, cuya programación estaba prevista para el sábado en la noche.