Foto: Semana

Gobierno de Brasil no dará apoyo a proyectos culturales que exijan «pasaporte sanitario»

El pasado lunes, el gobierno anunció que los proyectos culturales que aspiran a la financiación del Estado no podrán exigir a la población el «pasaporte sanitario» o carné de vacunación; con esto se propone no discriminar a la población que no quiere ponerse la vacuna del COVID-19.

La pronunciación fue publicada en el Diario Oficial da União, diario oficial del gobierno federal de Brasil, especificando la decisión del presidente Jair Bolsonaro, que establece la no obligatoriedad de la vacuna COVID-19. La Secretaría de Cultura afirmó que los proyectos que tengan protocolos de bioseguridad para prevenir el COVID-19 tendrán prioridad sobre otros que no los sugieran, aun exigiendo exámenes negativos del público.

Aun después de publicado este decreto, muchos gobiernos regionales y rurales se imponen y exigen el “pasaporte sanitario” para que la ciudadanía pueda acceder a distintos lugares culturales y recreativos que contengan público masivo. Por su parte, Mario Frias, secretario de Cultura del Gobierno, afirmó que la prohibición del pasaporte de vacunación para los proyectos financiados por el Estado busca impedir que algunas ideas autoritarias y discriminatorias reciban dinero público y violen derechos básicos de la civilización.

Los datos publicados por la Secretaría de Salud en Brasil afirman que hasta el momento hay 610.000 muertos y 21,8 millones de contagios. Estas cifras han bajado respecto a los niveles de abril del 2020.