Hace poco se conoció una noticia que creo que todos estábamos esperando desde hace mucho tiempo. Resulta que después de años el distrito por fin ha puesto los ojos en aquellos amigos fieles que siempre nos han brindado su compañía y, no solo eso, sino también en aquellos que lastimosamente han sido abandonados en las calles solitarias de la ciudad.

Al parecer, se construirá un hospital público en la localidad de Bosa, que no solo contará con servicios ambulatorios y de hospitalización, sino con urgencias 24/7. Su objetivo será atender a mascotas que han sufrido de alguna violencia, maltrato o emergencia, y, lo más bueno del asunto, ¡Gratis!

Ya se sabe que actualmente el maltrato animal está completamente descontrolado, incluso, muchos no entendemos cómo personas pueden hacerle daño a los animales cuando son absolutamente inocentes, pues su único objetivo es brindar compañía, amor y cariño. Con la excelente noticia de este hospital y con un presupuesto “que ya está guardado para el 2022” podemos decir que se han entendido muchas cosas; sin embargo, amanecerá y veremos.

Es triste decirlo, pero sí, hasta que no veamos construido el proyecto, no podremos cantar victoria; uno nunca sabe qué sorpresas puedan surgir. Hoy en día en el país hay tantos “elefantes blancos” que sería terrible que esto también llegara a suceder con algo que es muy importante (como otros proyectos a los que ya les ha pasado lo mismo). Sin duda, es una noticia que nos llena de alegría, pues es satisfactorio ver que ellos están siendo reconocidos con algo tan importante como lo es su salud física.

Aunque ya nos están creando ilusiones con algo tan bueno, es mejor esperar, dado que ya sabemos cómo son estas situaciones cuando de dinero se trata; no obstante, es mejor no ser negativos, confiemos solo un poco en la buena fe de las personas y esperemos que este proyecto se lleve a cabo. Porque más allá de ser nosotros los beneficiados, serán ellos que siempre nos han brindado sus más bonitas acciones. Además, qué lindo sería que muchos de estos animales que se encuentran en la calle fueran atendidos adecuadamente y luego empezaran un proceso de adopción responsable. Definitivamente, merecen una oportunidad.