Foto: BBC

Escuelas de Nueva Delhi cierran indefinidamente a causa de la contaminación

Este miércoles los secretarios de gobierno de la India anunciaron la suspensión de las clases en las escuelas de Nueva Delhi, debido a que, en las últimas horas, el aire ha presentado niveles de impureza más graves de lo habitual.

El dictamen no contempla la fecha de reapertura de los institutos, de manera que el nerviosismo común se ha sumado al cataclismo ecológico. En un principio, las autoridades habían dicho que la clausura de las aulas sería temporal, por lo que no se prolongaría más allá de una semana; sin embargo, para el día de hoy, la duración del confinamiento es incierta.

De hecho, hay quienes se atreven a hablar de una cuarentena; pues las poluciones que tapizan el cielo imposibilitan que los habitantes de la capital india respiren con tranquilidad. Además, la contaminación se ha esparcido hasta llegar a Lahore, ciudad pakistaní. Allí, las corrientes nocivas se extienden con tal presteza que los residentes optaron por crear depuradores de aire caseros.

Para nadie es un secreto que las sustancias tóxicas presentes en la India provienen del sobre aprovechamiento del carbón y de la quema desmesurada de residuos industriales. En suma, las temperaturas de invierno han contribuido a que la neblina no sea bruma, sino humo… En consecuencia, las enfermedades pulmonares se han agudizado entre los pobladores de todas las edades.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, en conjunto con la entidad suiza IQAIR, expresó su zozobra, dado que, a pesar de que los organismos de rescate locales han implementado estrategias como la de asentar cañones de agua a lo largo de las áreas perjudicadas, los efectos negativos parecen irremediables para la atmósfera. Finalmente, cabe recordar que un estudio del 2020 determinó que 22 de las 30 ciudades más contaminadas del mundo se encuentran en el país sureño del continente asiático.