Foto: EL TIEMPO

Minería ilegal en parque ecológico de Potosí

El parque ecológico Cerro Seco queda ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar, más exactamente en Potosí. Allí se han evidenciado proyectos mineros ilegales que repercuten contra la salud, integridad y seguridad de la comunidad del sector. Y aunque este es uno de los pulmones de Bogotá, está siendo afectado por la minería ilegal de una entidad que se adueñó del terreno.

Estas actividades ilícitas siguen sin tener control después de haber denuncias públicas establecidas, pues nadie ha logrado detenerlo. Además, la seguridad de las personas (docentes y líderes ambientales) cada día es peor, pues se ha evidenciado amenazas por parte de la entidad minera a todo aquel que alce su voz contra ellos, como lo indica un docente de la zona; al que, por protección, no se le revelará su nombre.

Por otro lado, este lugar que era habitado mayoritariamente por jóvenes y familias, ha dejado de serlo; pues los limitan a estar en cierta zona y el personal de seguridad de la minera les restringe el paso. ‘‘Yo un día pasé con mi hermana y un señor de seguridad con arma, nos dijo que por ahí no podíamos estar, que nos fuéramos rápido’’, especificó el joven Dilan Pérez, habitante de la comunidad.

Como el caso de este joven hay muchos más; pero uno que alarma a la comunidad es el del señor Antonio, quien denunció públicamente que después de apoyar la erradicación de las actividades ilegales de excavación de la minera en el parque ecológico, alguna gente que se hizo pasar por policía, como le notificaron al llegar a su casa, lo interrogaron y entraron a su hogar con mentiras y le empezaron a preguntar con quién vivía, qué hacía y otras interrogantes que lo dejaron desconcertado y asustado.

A esto se le suma el temor de la comunidad a acabar con la flora y fauna del lugar, como lo especifica Michael Ramírez, integrante de uno de los procesos comunitarios que protegen la zona. Son por lo menos 30 especies de orquídeas, de las cuales 23 son endémicas de Colombia y una de este tipo de suelo. Por otro lado, se ha establecido que en esta zona habita uno de los pájaros en peligro de extinción, llamado Alondra Cornuda.

Es por esto que se ha evidenciado un aumento de personas que quieren detener los procesos mineros de la zona. Ellos esperan el apoyo de la Alcaldía de Bogotá, pero este no se ha podido lograr. “En Cerro Seco hay una explotación minera de material de construcción. Tenemos una cantera abierta con una licencia ambiental que no cumple con el manejo de obras e incluso tiene dos procesos sancionatorios de la CAR y la Agencia Nacional Minera, por incumplimientos, por las regalías y tener una máquina de triturado, que no se vinculó al plan de manejo de obras ni a la licencia ambiental”, indicó Wílder Téllez, uno de los líderes de la zona.

En consecuencia, hoy se siguen causando daños al sector y, debido a esto, la salud, seguridad e integridad de las familias de la comunidad cada vez corre más peligro.