El famoso escritor Mario Vargas Llosa fue elegido el día de ayer como miembro de la Academia Francesa de la lengua, para así ocupar el sillón del ya fallecido filósofo Michel Serres. Con esto, Vargas Llosa se convierte en el primer latinoamericano en la institución.

El escritor obtuvo dieciocho votos de veintidós miembros electores de la academia, uno de los cuatro votos faltantes es de Frédéric Vignale, otro es un voto en blanco y dos abstenciones, así lo confirmó la institución.

«Me hace mucha ilusión ser el primer latinoamericano que la Academia recibe en su seno. Cuando comencé a escribir, la cultura francesa era inmensamente popular en América Latina y, desde luego, tuvo muchísima influencia en mí», dijo Nobel de Literatura de 2010. Así mismo, ocupará el sillón número 18, convirtiéndose en “inmortal”  —como se les llama a los miembros de la institución—, la cual fue fundada por el cardenal Richelieu en 1635 para velar por el idioma francés.

El escritor es miembro de la Real Academia Española desde 1994 y presentó su candidatura a la Academia Francesa el pasado 7 de octubre, tras enviar una carta a la secretaria perpetua del congreso, la historiadora Hélène Carrère d’Encausse. Esta candidatura era difícil de aceptar tanto por la edad del autor, pues, según el reglamento, no pueden ingresar mayores de 75 años, y porque escribe en español y no en francés.

Sin embargo, la candidatura del escritor recibió el apoyo de varios miembros de la academia, como de Alain Finkielkraut, Chantal Thomas, Érik Orsenna y Jean-Christophe Rufin, pero también se debía tener en cuenta que el voto podría quedar en blanco si no se lograba un acuerdo entre la totalidad de los miembros.

La prestigiosa institución tendrá en los próximos meses la ceremonia de toma de posesión del asiento, ceremonia que cuenta con 300 invitados, donde Mario Vargas Llosa deberá intervenir.