La mexicana Anita Álvarez se desmayó en medio de la competencia, generando preocupación y angustia.

Anita Álvarez, nadadora profesional de origen mexicano, fue la protagonista del día en el Mundial de Natación de Budapest, luego de desmayarse y desvanecerse en el agua mientras realizaba su rutina en la final de solo libre de natación artística; hecho que solo quedó en un susto, gracias a la rápida intervención de su entrenadora, la española Andrea Fuentes, quien se lanzó instantáneamente al agua para rescatarla, junto al auxiliar de emergencia de la competición.

Sin embargo, fueron minutos de gran tensión, pues cientos eran quienes veían cómo la competidora se sumergía en el agua sin reacción alguna y con total silencio en el espacio de la competición. “Ha sido muy intenso, los médicos le han tomado las constantes vitales y al acabar todo estaba bien, tenía el corazón y la presión normales, el tema era que no respiraba”, afirmó su entrenadora en una entrevista, pues fuentes cercanas afirman que Álvarez se habría quedado sin respirar por casi dos minutos, debido a que tenía los pulmones llenos de agua.

Pese a lo ocurrido, su entrenadora y el cuerpo técnico aún no deciden si la nadadora participará de la siguiente competencia en conjuntos, la cual se llevará a cabo este viernes, debido a que intentarán volver a la normalidad en medio de sus rutinas habituales. Hasta el momento, los reportes sobre su estado de salud son buenos y no presenta dificultad alguna.

Por: Angélica Sánchez